10 RAZONES PARA DORMIR TODOS JUNTOS

Publicado en Nov 24, 2014 | 2 comentarios

10 RAZONES PARA DORMIR TODOS JUNTOS

Existen muchas razones para colechar, para dormir con nuestros hijos todos bien juntitos en la misma cama, revueltos cual plato de espaguetis, con los pies de nuestro hijo en la boca y la pierna encima de tu cara; pero yo he recogido las 10 razones que más me gustan y convencen para hacerlo.

No necesité ninguna de ellas cuando nació mi niña, porque tenía muchas dudas, si, pero en esto lo tenía muy claro. A ver que te parecen a ti! 🙂

1. Por necesidad física.

Nuestro bebé duerme desde el vientre materno, pero en cuanto sale de ahí… es muy probable que no sepa hacerlo solo. Los adultos tenemos la capacidad de gestionar nuestro cuerpo, nos ponemos cómodos, nos rascamos… a diferencia de los bebés que no pueden y piden ayuda para dormir, ya que el contacto, los latidos del corazón, la voz de mamá o papá o el vaivén de nuestros brazos le ayudan a conciliar el sueño.

2. Por comodidad de ambos.

Cuando tengas que alimentar a tu bebé con el pecho, prácticamente no tienes que moverte ni despertarte y después seguir durmiendo plácidamente mientras tu bebé se alimenta de leche y de ti. Si das el biberón, más de lo mismo.

3. Por seguridad.

Muchas vidas se han salvado por colechar con nuestros bebés, al poder actuar inmediatamente, ya que si le pasa algo al bebé (reflujo, incomodidad o molestia, lloro, tos, apnea) estarás allí al instante.

El riesgo de aplastamiento puede ocurrir por la imprudencia de los papás: dormir con el bebé estando ebrio, habiendo tomado algún tipo de droga o medicamento que pueda producir somnolencia. A parte de eso, no es posible aplastar a tu bebé.

Dormir con nuestros hijos es más seguro que dejarles dormir solos en su habitación y en su cuna.

4. Por salud mental.

Los bebés y niños duermen mejor y más. Sí, muchas mamás dicen que sus bebés se despiertan más, pero es porque saben que estás ahí y lo más probable es que ni lo notes: ellos te huelen, te sienten, comen si quieren y vuelta a dormir. 

Igualmente existen varios estudios que demuestran que dormir con nuestros hijos es beneficioso para su desarrollo mental, entre otras cosas: el doctor McKenna hizo un estudio con electrodos controlando el sueño con mamás durmiendo con sus bebés y con bebés durmiendo solos.

También podemos consultar el Debate Científico sobre la Realidad del Sueño Infantil que os dejo más abajo.

5. Por sentido común.

Pienso que la naturaleza sabe. Todos los mamíferos del mundo duermen con sus crías hasta que éstas, se independizan cuando están preparadas emocional y psicológicamente, cuando se sienten maduros en cuanto a seguridad e independencia, cada uno a la edad que le toca; no somos menos que cualquier otro mamífero en este sentido.

Colechamos desde que existe la humanidad y más allá.

6. Por igualdad y respeto.

Mi hija come conmigo en la mesa, no sola en la cocina… ¿Por qué no iba a hacer lo mismo a la hora de dormir? Se cree erróneamente que se mal acostumbran a dormir con nosotros, pero es tan absurdo como decir que, si duermen en sus cunas, se mal acostumbran a dormir solos y luego serán incapaces de dormir acompañados.

7. Porque funciona.

Ha funcionado tooooda la vida. La primera cuna apareció hace 350 años, hasta entonces, dormíamos todos juntos o, si eran muchos hermanos, pues todos los hermanos juntos en la misma habitación; el caso es NO dormir solo, porque a nadie le gusta, además tu hijo compartirá cama siempre, si no es contigo, será en casa de los amigos, de colonias con el colegio, etc. y enseñar a tu hijo a dormir solo, cuando va acabar durmiendo con alguien, pues lo encuentro una estupidez…

8. Por las estadísticas.

El 80% de la población mundial duerme con sus crías, el 100% de los animales no humanos también. Por algo será….

9. Porque reduce el Síndrome de Muerte Súbita.

En China duermen con sus hijos hasta los 5 años por costumbre cultural y allí se desconoce prácticamente el Síndrome de Muerte Súbita o Muerte por Cuna (¿porque lo llamarán así?). Así que no te vendan que es peligroso o contraproducente, porque precisamente tenerlo lejos es lo más peligroso.

10. Porque te da la gana.

¿Qué queréis los papás? ¿Tu hijo qué quiere? ¿Qué os hace sentir bien y dormir mejor? Pues hacedlo.

Y no os penséis que van a estar durmiendo con vosotros con 15 años. Si respetamos el ritmo del niño, podemos comprobar que, hay niños que se van a los tres años por voluntad propia y otros a los 7, siempre dependerá del carácter, la personalidad y las necesidades de cada uno, como pasa con los adultos!

Si ya estás convencid@ de dormir con tus hijos 🙂 te dejo algunas opciones:

– Meter la cunita tipo sidecar bien pegadita a vuestra cama para que pueda acceder a sus papás siempre que lo necesite: darle el pecho, contacto,…

– Meter una cama de 90 en vuestra habitación y que tu marido duerma ahí 😛

– Trasladar a los hermanos a otra habitación juntos, y que practiquen colecho, ¡Siempre que no haya espacio suficiente para todos en la habitación familiar!

– Y cualquier otra opción que se os ocurra y os vaya bien, adelante!

¿Qué más razones podéis aportar?

Os dejo algunos enlaces al respecto, incluido alguno en contra del colecho, para que podáis valorar y elegir lo mejor para vosotros, pero hagáis lo que hagáis, os pediré una cosa: no hagáis lo que os haga sufrir a ti o a tu hijo, haced lo que os haga felices.

Estudio del doctor McKenna

El Debate Científico sobre la Realidad del Sueño Infantil

El colecho según UNICEF

El colecho favorece la práctica de la lactancia materna y no aumenta el riesgo de muerte súbita

El colecho hasta los cinco años

Argumentos en contra del colecho

 

Muchos ánimos y buen colecho!

 

Mónica Queralt

2 Comentarios

Únete a la conversación y publica un comentario.

  1. Arantxa

    Mi hijo y yo hemos practicado colecho hasta hace dos semanas que el se ha querido ir a su habitación con 4 años y medio, convencido, sin miedos ni lloros y sabiendo que puede volver siempre que quiera.
    Desde luego, una de las mejores decisiones que he tomado desde que soy madre

    • Mo Queralt

      Maravilloso colecho! Cuando dejamos que las cosas sucedan por sí solas acompañándolas con amor, respeto y cariño, la crianza se vuelve más fácil y armoniosa. La mía todavía duerme con nosotros y no tiene aún intención de irse a su habitación con casi 5 años y ahí estaremos apoyándola cuando decida hacerlo!

Deja un comentario