APEGO, ¿HEMOS OLVIDADO EL CONTACTO?

CRIANZA RESPETUOSA > APEGO

 

¿Qué creéis que pasaría si una mamá canguro echara de la bolsa a su cría antes de que ella considerara que está preparada? Pues posiblemente moriría por no haber desarrollado aún su capacidad de independencia, por la falta de calor, contacto, apego y del dulce sonido del latir del corazón de mamá…

apego

Existe una necesidad vital y básica para la supervivencia y el desarrollo óptimo y sano de l@s niñ@s que, desde hace años, dejó de tener cierta importancia: EL APEGO, el contacto…

En infinidad de documentos (lecturas que he hecho, desde la teoría de las oposiciones, pasando por la que nos enseñan en la universidad, folletos, revistas, hasta los libros escritos sobre el tema de diferentes profesionales) encontramos las necesidades básicas del bebé: higiene, sueño y alimentación… y en la gran mayoría solo nombran como necesidad secundaria o se dejan la más importante para el bienestar infantil: el contacto, el apego, el cariño, la necesidad de estar juntos…

Se explica que sin estas tres necesidades cubiertas la vida de un bebé corre peligro pero, ¿Qué lugar ocupa la necesidad de AMOR? ¿La comunicación táctil, una mirada, una caricia, una palabra cariñosa o mirarse a los ojos?

Hasta hace relativamente poco una mamá embarazada paría en casa, daba el pecho mucho tiempo, dormía con sus hij@s, los porteaba, se alimentaban en el regazo de su mamá, los “educaban” en casa hasta los 6 años… pero por alguna extraña razón… comenzamos a olvidar…

Ahora, al nacer, los separan bruscamente de la madre (pesarlo, taparlo, bañarlo, etc.) privan al bebé y a la madre del contacto inmediato (han estado 9 meses en el vientre y bruscamente los separan, cortando el cordón umbilical sin permitir que el bebé respire por sí solo), se le da biberón, se le deja en otra habitación en una cuna, se le sienta en una trona a comer, se le pasea en un cochecito, va a la guardería,…

¿NO nos hemos dado cuenta de que la sociedad nos ha SEPARADO paulatinamente de nuestr@s hij@s con la excusa de la comodidad y la conciliación con la vida laboral? Nos venden que es más cómodo dar el biberón, que no duerman con nosotros, que coman en la trona, que vayan en el cochecito para no cargar la espalda,…

Las cunas existen hace 350 años ¿y las tronas, los cochecitos y los biberones?

Las cunas se empezaron a utilizar en casas ricas que tenían muchas habitaciones, los biberones eran para bebés que no podían mamar por una fuerza mayor (no había nodriza, donantes,…) no para darles opción a las madres a no dar el pecho o a elegir que dar.

La pregunta que yo me hago y que propongo que reflexionemos es: ¿Nos ha afectado la falta de afecto a la humanidad? ¿Ha tenido repercusiones esta reducción del apego? A las pruebas me remito.

 

Deja un comentario