DECIR “NO” PARA PONER LÍMITES

Publicado en Sep 30, 2014 | 0 comentarios

DECIR “NO” PARA PONER LÍMITES

Un día estaba hablando con grupo de madres de los niños de hoy en día. Salió el tema de poner límites a los niños y del poco uso del NO para educarlos y “es que ahora no sabemos decir que NO a los niños”, decían.

Pero el verdadero problema es que no sabemos cuando decir NO, que lo decimos demasiadas veces y sin motivo.

Creemos erróneamente que debemos negar lo que piden los niños para mostrar autoridad, pero así solo transmitimos injusticia y no creo que queramos que nuestr@s hij@s sean injustos a su vez.

Tendemos a pensar que el niño “necesita” que se le impongan ciertas reglas y límites que varían según el entorno familiar, porque si no se volverá incontrolable y caprichoso.

No estamos hablando de decirle que NO a un niño que intenta desatarse de la sillita del coche o que intenta tirarse por las escaleras o que juega con un cuchillo…

Ningún padre lo permitiría; hablamos de los límites sin sentido (por lo menos para el niño) solo por el hecho de imponerse frente a él y demostrarle superioridad y autoridad, del tipo “no toques ese papel”, “no juegues con eso”, “no te lo voy a dar porque lo pidas o llores”, “ahora no, porque no es el momento”, “porque lo digo yo”……

Y un sinfín de frases que, no tenemos razón para negar porque no educa al niño, si no que lo confunde y provoca en él inseguridad, desconfianza y una visión de incoherencia por parte de sus padres, que a veces le permiten y a veces no, en la misma situación.

Te propongo un sencillo ejercicio! Yo creo que nos pasamos el día negándoles cosas, y para comprobarlo te propongo que tomes nota durante un solo día de las veces que le dices NO a tus hij@s….

Al final del día te sorprenderás!

En la segunda parte toca transformar esas negaciones en afirmaciones solo guiando la conversación: En lugar de decir “no toques eso” podemos decir “esto te puede hacer daño, puedes tocar aquello otro”

¿Parece sencillo verdad? Pues todavía es más sencillo hacerlo!

Menos traumático para el niño y menos estresante para ti.

Cambiemos el ESTO NO por el ASÍ SÍ.

 

Mónica Queralt

Deja un comentario