EL PECHO Y EL BIBERÓN NO SON LO MISMO

Publicado en Mar 6, 2014 | 0 comentarios

EL PECHO Y EL BIBERÓN NO SON LO MISMO

Para empezar quiero dejar claro que este artículo no pretende ser una crítica hacia la lactancia artificial, la fórmula, el biberón ni el chupete, pero SÍ está totalmente a favor de la lactancia materna, el pecho y el pezón.

He escrito este breve artículo porque quiero aclarar algunas dudas que me consultan continuamente las mamás sobre el funcionamiento del biberón a diferencia del pecho y del uso del bebé del mismo.

Lo que debemos saber y entender es que si nos remontamos unos pocos años atrás comprobaremos que:

1. Los biberones existen hace muy poco tiempo

Teniendo en cuenta los millones de años que hace que existimos como especie y mamamos y hemos sobrevivido perfectamente gracias a la lactancia materna, incluso en las peores guerras.

2. Los bebes podían fallecer durante el parto por muchas causas pero no por la lactancia materna.

Tener mala leche, tener la leche aguada, no tener suficiente leche, etc. son mitos infundados.

3. El biberón solo era para emergencias

Siempre existían (y existen) opciones mejores que el biberón: otra mamá que amamante (llamadas nodrizas), donantes de leche materna, etc.

4. Estamos genética y anatómicamente adaptados para mamar desde que nacemos.

El bebé nace SABIENDO MAMAR: el pezón se succiona e introduce y acomoda en la boca del bebé, ocupando toda la cavidad bucal hasta su total colocación en el paladar, entra en profundidad y la leche pasa directamente a la garganta sin quedarse en la cavidad bucal.

En cambio el biberón funciona exactamente al revés, cuando el bebé succiona la tetina tiende a echarse atrás, la leche se acumula en la boca y deben aprender a tragar de ese modo: DEBEN APRENDER su funcionamiento.

Hay una frase que siempre me ha hecho (poca) gracia y es que, quien no ha oído: “el pezón lo utilizan de chupete”…nada más lejos de la verdad!

Porque el pezón EXISTÍA ANTES, muuuuuucho antes y precisamente es muy importante que el bebé lo utilice como chupón para provocar el súplito de leche, es tan NECESARIO como el acto de mamar en sí.

Muchas veces las mamás, en cuanto ven que su bebé utiliza el pezón de chupón, se lo retiran, porque claro, no está mamando; pero este acto es sumamente importante para una lactancia exitosa.

Lo que es intolerable es que a una madre se la haga elegir entre dar el pecho y el biberón como si fuera lo mismo dar lactancia materna o leche de fórmula.

Y no hablamos de una mamá que no puede realmente amamantar (solo existe un 2%), si no de mamás que pueden pero se les ofrece la opción de no hacerlo o se les informa de que es lo mismo dar biberón que leche materna.

Por favor, no debemos olvidar que el biberón y el chupete son IMITACIONES del pecho a las que les falta lo más importante: la mamá detrás.

*Si tienes dudas o problemas con tu lactancia, pregúntame o ponte en contacto con el grupo de apoyo de tu ciudad, porque todas las mamás somos capaces de amamantar sin (casi) ningún tipo de problema.

Mónica Queralt

Deja un comentario