¿QUÉ HAS HECHO EN TODO EL DÍA?

Publicado en Mar 29, 2017 | 0 comentarios

¿QUÉ HAS HECHO EN TODO EL DÍA?

Hoy tengo el honor de contar con una invitada muy especial. Nos va a contar la situación actual que vivimos las madres (o los padres) que nos quedamos en casa cuidando y criando a nuestros hijos, uno de los trabajos más importantes pero también el menos reconocido. ¡Os dejo con Sara!

¿Qué has hecho en todo el día?, ¿cómo tienes así la casa?, ¿hoy no has hecho nada de comer?…

Preguntas así o similares son las que hemos escuchado más de una desde que nos hemos convertido en madres, proveniente de nuestros padres, nuestra pareja o cualquier otro familiar.

La falta de empatía es tremebunda cuando a la llegada de un bebé se refiere. Los cuidados que necesitan nuestros peques son ilimitables, lo sabemos, pero ¿y los cuidados que necesitamos las madres en el post parto?

No hay que poner un límite de tiempo a la recuperación física y anímica que necesitamos después del parto porque el revuelo de hormonas para cada persona es distinta y no debemos generalizar.

Lo que sí esta claro, es que nosotras también necesitamos que nos cuiden al quedar en baja forma e invertir la energía que nos queda cien por cien en el preciado tesoro que hemos traído al mundo.

Lo que no pueden pretender es inculcarnos que debemos y podemos abarcar todas las responsabilidades habidas y por haber. Incluso nos dan tips de cómo organizarte para llegar a todo. Pero parémonos.

¿Realmente el qué dirán y el entorno son más importantes que la atención de nuestros bebés y nosotras mismas?

Hay amigos, parientes, parejas o profesionales de limpieza que pueden abarcar el resto de competencias que requiere un hogar, el problema es que seguimos arrastrando las malas costumbres de las pasadas generaciones y, por supuesto, el machismo sigue a la orden del día.

Nosotras somos las primeras que podemos cambiar este paradigma, como muchas antes que nosotras. Centrémonos en lo que verdaderamente importa, que somos nosotras y nuestros hijos, nuestro núcleo familiar afectivo, y desechemos el resto de obligaciones pensando que no es nuestra competencia, sino la de todas las personas que convivan en ese hogar.

Hincar el codo es responsabilidad de todos, sin excepciones, y por eso es tan importante saber con quién compartes tu día a día y si es afín a tu filosofía de vida en valores morales, de igualdad y de crianza antes de aumentar la familia.

En el programa Salvados de la Sexta, Jordi Évole entrevistó a un papá español que vivía en Finlandia, y lo que le dijo se hizo viral al ser tan esclarecedor:

“El que realmente está agotado no es el que trabaja fuera de casa,

sino el que se queda cuidando de los peques”

Pero por mucho que yo os diga, sois vosotras las que os debéis quitar la venda de los ojos, sanar los condicionamientos negativos y serviciales que os ha inculcado la familia o la sociedad desde vuestra niñez, y recordar que el cambio empieza por una misma.

Reclamemos nuestros derechos, defendamos nuestra dignidad, y que no nos hagan creer lo contrario en ningún aspecto, ni el laboral, ni el maternal, ni el social.

Dicho esto, cuando nos vuelvan a preguntar: ¿Qué has hecho en todo el día? Replanteemos si vale la pena discutir y soltar la charla desde una posición defensiva, o simplemente hacerles un corte respondiendo algo como… ¿No me ves? ¡Pero si estoy en un spa!

Sara Ribot / Sarah Blump
Escritora de crianza / Novelista / Vblogger / Comunicadora.
Asesora de lactancia / Asesora de BLW / Asesora de Educación Viva.
Autora Otro Mundo es Posible mediante la crianza con apego / La Maternidad al Descubierto / El Libro de los Protectores

¿Quieres conocer más a Sara? Accede en los enlaces

Sara Ribot 
Sarah Blump

Otro Mundo Es Posible mediante la crianza con apego

Asesora de lactancia / Asesora de Blw / Asesora de educación viva / Libros crianza / Novela fantástica

 

Deja un comentario