Hace algunos años atrás, la sociedad decidió que los bebés y niños no debían estar tanto ni tan cerca de su madre. ¿Por qué razón? sigue siendo un misterio….. pero el caso es que ha cambiado nuestras vidas y nuestras percepciones emocionales. Nos hemos separado paulatinamente de nuestros hijos y ni siquiera nos hemos dado cuenta. Pero podemos verlo a diario en nuestro comportamiento, la paciencia que ya no tenemos, las acciones y demandas de nuestros hijos hacia nosotros, etc. En este vídeo quiero resumir este gran cambio que te invito a reflexionar.

Pin It on Pinterest

Esta web utiliza cookies, no son de chocolate pero son necesarias :) aquí puedes acceder a la política de privacidad    Ver Política de cookies