LAS GUARDERÍAS SON PARA LOS PADRES

Publicado en Ene 2, 2014 | 0 comentarios

LAS GUARDERÍAS SON PARA LOS PADRES

Ya lo dice la misma palabra, las guarderías son para guardar niñ@s.

Pero la “educación” de las guarderías dista mucho de la idea que tienen los padres sobre la misma…

El vínculo afectivo que tienen los hijos hacía las madres es vital para su futura independencia y  autonomía, ¡pero no forzada!, no cuando nosotros creamos que debe ser, si no cuando el niño se sienta preparado.

Es necesario apegarse en un principio para desapegarse después; la seguridad de los brazos de una madre, la confianza de saber que esta ahí provoca una “separación” natural y a su momento.

Un buen ejemplo es Finlandia, donde los niñ@s no están obligados a ir a la escuela hasta los siete años, y es el país con menos fracaso escolar de toda Europa (podéis mirar el informe PISA), ¿Por algo será, no?

¿Qué nos hace pensar que nuestr@s hij@s van a estar mejor en una guardería?

¿En qué momento es mejor que cuide a nuestr@ hij@ una tercera persona (que por ley está dedicada a 8 niños menores de un año) que los padres en casa?

¿Para espabilarse?

Los niños se espabilan solo teniendo vivencias día a día, saliendo a la calle, comiendo, jugando, corriendo, riendo, tropezando, abrazando…

¿Para compartir?

No empiezan a querer compartir hasta aproximadamente los 3 años (solo hace falta observar a un grupo de niñ@s en una guardería para confirmar que juegan solos, cada uno en su rincón, cada uno a lo suyo y posiblemente muy molestos si se les quita lo que creen que es de su propiedad).

Aprenden a compartir con el ejemplo, no obligándoles a ser solidarios y generosos…eso solo enseña a los niñ@s a ser falsos, mentirosos e hipócritas.

¿Para socializarse o sociabilizarse?

Los niñ@s se relacionan con otras personas cuando se sienten preparados para ello.

¿Y qué hacíamos antes de que existieran las guarderías?

Pues aprendíamos igual en casa, con nuestros hermanos, nuestros abuelos, nuestros padres, nuestros animales,… y con muchos menos juguetes.

Que no te quepa duda que como madre siempre enseñarás a tu hij@ todo lo que deba aprender mucho mejor que una guardería: puedes llevarte a tu bebé a comprar, enseñarle la fruta y la verdura, dejar que la huela, que conozca su tacto, recoger piedras y hojas, dedicarle un cuento, una canción,…y sobretodo individualidad.

¿Eso es posible en una guardería?

Por supuesto que la situación de cada madre y padre es distinta y muchas veces no cabe la posibilidad de criar a nuestros hijos en casa…pero ¿y si pudiéramos? Pues el problema sería en que nos hacen creer que dejar a nuestros bebés en las guarderías es mejor que tenerlos en casa…

 “La socialización de los niños se llevaba a cabo en el seno de la familia extensa y en el vecindario. Los niños se socializaban dentro de la sociedad. Se relacionaban con varios adultos (no solo sus padres y profesores), y con niños de distintas edades. Participaban en la vida contidiana de los adultos, observaban sus actividades y escuchaban sus conversaciones. Tan solo a finales del siglo XX nos han intentado convencer de que la mejor manera de socializar a un niño es separarlo de la sociedad y de la familia y ponerlo en una sala con otros diez niños que no hablan y con un adulto solitario (habitualmente una adulta) que solo dice cosas para niños” Carlos González

Mónica Queralt

 

Deja un comentario